Nombre de la prueba: Disentería hemorrágica porcina (Brachyspira hyodysenteriae) PCR

Fecha de alta: 24/08/2016

Plazo de ejecución (días): 5

Muestra requerida: Heces, tejido digestivo, hisopo rectal

Descripción: La espiroqueta Brachyspira hyodysenteriae es la causa de la disentería hemorrágica porcina y tiene consecuencias económicas importantes para la producción porcina en todo el mundo.

B. hyodysenteriae posee una serie de factores de patogenicidad que le permiten colonizar la mucosa del intestino grueso y lesionarla. Los principales son su motilidad mediante endoflagelos, su capacidad de adherirse a los enterocitos e invadirlos, la producción de una hemolisina citotóxica y la capacidad de sobrevivir en presencia de cierta cantidad de oxígeno. La infección es siempre oral. B. hyodysenteriae resiste el pH ácido del estómago y alcanza el intestino grueso. Su capacidad de movimiento le permite atravesar la capa de mucus y alcanzar las criptas del colon donde se multiplica dando lugar al cuadro clínico y lesiones.

Una de las características más importantes de B. hyodysenteriae es su resistencia en el ambiente. La bacteria puede sobrevivir varias semanas en las heces húmedas y los cerdos portadores pueden seguir eliminándola durante un máximo de 3 meses, actuando como fuente de infección para los animales sanos.

Los signos clínicos de la disentería porcina pueden ser muy variables. El cuadro más típico comienza por una ligera apatía y anorexia y una diarrea oscura que al principio puede ser difícil de observar. Más tarde, la mayoría de los animales desarrollan una diarrea más severa que puede observarse con mayor facilidad y progresivamente van apareciendo estrías de sangre fresca, mucus brillante y material necrótico en las heces. En algunos cerdos se ve una diarrea claramente sanguinolenta con eliminación de sangre fresca que mancha la zona perineal. Los animales afectados van quedando progresivamente retrasados en su crecimiento, con el lomo arqueado y los flancos hundidos y algunos tienen una grave deshidratación y mueren. La disentería porcina afecta principalmente a los cerdos después del destete, de aproximadamente 4 meses de edad, pero todos los miembros de la manada son susceptibles de infectarse.

Cuando un rebaño se infecta, por lo general, hay alrededor de un 90% de morbilidad y mortalidad del 50%. Es por esto que la detección rápida y precisa de B. hyodysenteriae puede prevenir la propagación de la disentería porcina y reducir los impactos económicos en la industria agrícola. El cuadro clínico y la epidemiología de la enfermedad en la granja permiten hacer un diagnóstico presuntivo de disentería, pero la confirmación exacta ha de hacerse siempre mediante diagnóstico de laboratorio. Con esta finalidad, en nuestro laboratorio hemos desarrollado una nueva técnica diagnóstica de PCR en tiempo real para la disentería porcina con la que se pueden detectar como mínimo 2 copias de ADN patógeno con una eficiencia superior al 95% y una especificidad del 100%.

Referencias: